Buscar

LOS ORÍGENES DE LA ORGANIZACIÓN BIBLIOTECARIA DE EXTREMADURA

Antes de establecer el régimen autonómico en España, la organización bibliotecaria se sustentaba en el Servicio Nacional de Lectura, reglamentado por Orden de 4 de julio de 1952 y en los Centros Provinciales de Bibliotecas cuya finalidad era asesorar a las bibliotecas que se crearan en cada provincia, en materia de presupuestos y de adquisición de libros, y regidas por Patronatos que se apoyaron, por un lado, en las Diputaciones Provinciales, y por otro, en el Ministerio de Educación Nacional. De esta forma, en Extremadura en 1952 se crearon los Centros Provinciales Coordinadores de Bibliotecas de Badajoz y Cáceres, con sus respectivos Patronatos.

La Ley de Bibliotecas de Extremadura 6/1997, de 29 de mayo, crea el Servicio de Bibliotecas de la Consejería de Cultura, con la consiguiente desaparición de los Centros Provinciales Coordinadores de Bibliotecas de Cáceres y Badajoz con sus respectivos Patronatos, llevándose a cabo la adecuación administrativa de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura para asumir las funciones definidas en la referenciada Ley. Como consecuencia, las Diputaciones Provinciales crean los Servicios Provinciales de Bibliotecas como instrumento de conexión de ambas Diputaciones con las Bibliotecas y Agencias de Lectura Municipales.

La dependencia orgánica del Servicio de Bibliotecas ha permanecido invariable a la Dirección General de Promoción Cultural, aunque no así la denominación y competencias de la Consejería de la que depende esta Dirección General. El año de creación del Servicio era la Consejería de Cultura y Patrimonio (Decreto 4/1998), un año más tarde esta Consejería modifica sus competencias y por tanto su denominación, pasando a ser la Consejería de Cultura (Decreto 93/1999 y Decreto 137/2003) permanece inalterable hasta que cambia de nuevo su denominación a Consejería de Cultura y Turismo (Decreto 192/2007) y a Consejería de Educación y Cultura (Decreto 210/2011). En la última legislatura, la dependencia del Servicio le corresponde a la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural, bajo la superior dirección de la Presidencia de la Junta de Extremadura y la coordinación de la Secretaría General de Cultura (Decreto 154/2015)

FUNCIONES DEL SERVICIO DE BIBLIOTECAS

El Servicio de Bibliotecas desarrolla las siguientes funciones:

  1. La ejecución de la política bibliotecaria de Extremadura.

  2. El estudio y planificación de las necesidades bibliotecarias en el ámbito de la Comunidad Autónoma.

  3. La coordinación de las bibliotecas integradas en el sistema.

  4. La inspección técnica de la organización bibliotecaria.

  5. La llevanza de un registro de las bibliotecas integrantes del Sistema, así como la elaboración, mantenimiento y actualización de un Catálogo- Directorio de las mismas.

  6. La adopción de medidas de fomento que incentiven a los titulares públicos o privados de bibliotecas integradas en el sistema y que más eficazmente promuevan la consecución de los objetivos señalados en esta Ley de Bibliotecas de Extremadura.

  7. La elaboración de los estudios dirigidos a la ordenación territorial del Sistema.

  8. La extensión del Sistema Bibliotecario de Extremadura y el fomento de la cultura, potenciando la colaboración con las restantes Administraciones Públicas.

  9. El establecimiento de convenios en el conjunto de la Ley y en el desarrollo que de la misma se realice.